Frutería

Comer frutas es sano y, además, nos pone fuertes, ¡porque vaya como pesan en la bolsa de la compra! Para llevarlas hasta casa sin perder ninguna pieza por el camino son necesarias bolsas resistentes, como las de papel kraft.
Lo mejor del papel kraft es su aspecto natural, ya que no se le han aplicado productos químicos y mantiene su color marrón natural. Eso hace que también sean más respetuosas con el medio ambiente, algo que combina a la perfección con el sector de la frutería, saludable donde los haya.
Este tipo de bolsas admiten impresiones a color, así que puedes personalizarlas como más te guste. Además, puedes elegir si quieres bolsas planas o las prefieres con fondo hexagonal. Por supuesto, la variedad de tamaños en amplia, que no es lo mismo un kilo de naranjas que uno de cerezas.