Churrería

Despertarse y tener churros recién hechos para desayunar es un placer al alcance de todos. Los churros son una masa compuesta por harina, agua, azúcar y sal que se fríe en aceite, por lo que es importante contar con un envoltorio resistente que reduzca el traspaso de la grasa o que lo impida casi por completo, evitando manchas indeseables.
Hay dos opciones para este tipo de productos. Por un lado, encontramos el papel kraft, un papel denso y resistente que, sin embargo, no evita el paso de la grasa, aunque sí lo disminuye. La ventaja de las bolsas kraft es que resultan más naturales, puesto que mantienen su color marrón original, no son tratadas químicamente, por lo que resultan más ecológicas.
Por otro lado, tenemos el papel antigrasa, que, como su propio nombre indica, absorbe las grasas en su totalidad. Las bolsas antigrasa son más eficaces que las kraft, pero el coste es superior, además de que el papel ha sido tratado con productos químicos para blanquearlo.
Ambos tipos de bolsas permiten impresiones a color y pueden ser planas o con fondo hexagonal. Asimismo, puedes elegir entre diversas medidas.